Saltar al contenido
7 consejos para la mamada perfecta

7 consejos para la mamada perfecta

La eterna pregunta: ¿Cómo dar una mamada perfecta? La respuesta es sencilla: no hay manera correcta o incorrecta de hacerlo. No hay dos hombres que disfruten de la misma manera una mamada. Con estos 7 consejos cubrirás los aspectos básicos, prueba todos estos elementos para averiguar cuál funciona mejor para ambos.

  1. No lo hagas si te sientes demasiado avergonzada incluso para decir la palabra. Si quieres complacerlo "allá abajo", asegúrate de que se puedas decir esa palabra en voz alta y con orgullo. Si no deseas hacerlo, entonces simplemente no lo hagas.
  1. Asegúrate de que su pene esté siempre húmedo. Es básicamente como pretender que tu boca es una vagina. Tu vagina, cuando estás caliente, es un lugar húmedo y cálido. También puedes utilizar lubricantes a base de agua si tienes una boca seca. Hay una razón por la que hemos inventado lubricantes para damas con sabor.
  1. Asegúrate de que no se convierta en un "trabajo" real. Está bien, Samantha Jones de Sexo en la Ciudad dijo que ellos ponen la palabra "trabajo" durante la mamada por una razón, los hombres también disfrutan el complacerte por vía oral. Así que, ¿Por qué no hacer lo mismo? Nadie quiere escuchar quejas o mirar la cara de su pareja sólo para ver qué tipo de tortura le estás haciendo.
  1. Usa algo más que tu boca. Como tus manos, por ejemplo. Los pequeños y suaves movimientos de tu boca alrededor de su punta con la combinación de tus manos hacia arriba, hacia abajo y alrededor de su pene, realmente lo encienden. Para añadir un poco de intensidad, puedes colocar un vibrador contra el eje de su pene o presionar suavemente contra sus bolas.
  1. No te olvides de respirar (por la nariz) y de saber que de manera lenta y constante generará más disfrute. ¡Para ambos! Si eres una persona que atraganta fácilmente, no tiene que hacerle "garganta profunda" a él. La punta de su pene es muy sensible y hay formas de calentarlo por completo con sólo besos y caricias. Inténtalo.
  1. Dale a sus bolas un poco de atención igualmente. Todos sabemos que los testículos de un hombre son muy sensibles, pero eso no significa que debemos ignorarlos. Dales un poco de empuje, lámelos un poco o incluso juguetea con ellos. No importa lo que hagas, siempre y cuando no te olvides de ellos.
  1. Antes de empezar, decide si te lo vas a tragar o no. Tu pareja se correrá en algún momento y allí es cuando tienes que decidir. No hay nada peor que no estar en la misma página sobre lo que pasará cuando él acabe. Puede hacer que se corra en tu boca y entonces decidirás si quieres tragar o escupir, o puede dejar las corridas en otro lugar. Decidir sobre lo que es correcto para los dos.

¿Necesitas inspiración?

Artículo anterior 14 Conversaciones de Borrachos que toda Mujer ha Tenido
Artículo siguiente ¿Se puede quedar embarazada por sexo anal?