Saltar al contenido
¿Qué provoca la eyaculación precoz?

¿Qué provoca la eyaculación precoz?

A partir de la aprobación del Viagra en 1998, se justificaría la sospecha de que la disfunción eréctil es el problema sexual más frecuente en los hombres. Pero ese no es el caso. La eyaculación precoz supera por mucho a la disfunción eréctil como el problema más común para los hombres, cuando se trata de sexo.

La eyaculación precoz se define aquí como el orgasmo repentino e involuntario con eyaculación en el hombre, generalmente es el resultado de una respuesta a las primeras etapas de la excitación sexual. Hay dos razones psicológicas principales que podrían responder a la pregunta, "¿por qué eyaculo prematuramente? Cubriré brevemente ambas en este artículo.

La investigación más conocida sobre el tema de la disfunción sexual masculina proviene de la *investigación realizada por la Universidad de Chicago. Ellos le realizaron una encuesta a casi 3.000 hombres de EE.UU. sobre el tema de la eyaculación precoz, y descubrieron que era un fenómeno increíblemente común. Es sorprendente, porque tan pocos hombres están dispuestos a revelar esa información por miedo al ridículo, la humillación y la amenaza que supone culturalmente para su virilidad aparente.

¿Qué tan común es la eyaculación precoz?

Los números se disparan. Este es el porcentaje de hombres por grupo de edad que han experimentado la eyaculación precoz en el último año:

18-29: 30%

30-39: 32%

40-49: 28%

50-59: 31%

57-63: 30%

65-74: 28%

75-85: 22%

Como puedes ver, en promedio entre un cuarto y un tercio de todos los hombres, de cada grupo de edad, experimentaron eyaculación precoz en el año anterior a la encuesta. Para poner esto en perspectiva, aquí está la cantidad de hombres que experimentaron disfunción eréctil en el mismo período de tiempo:

18-29: 7%

30-39: 9%

40-49: 11%

50-59: 18%

57-64: 31%

65-74: 45%

75-85: 43%

En general, la eyaculación precoz es el problema más común y el más frecuente en los grupos de edad estudiados. La disfunción eréctil muestra un claro patrón de ser más común con la edad, pero aún así, es superada por la eyaculación precoz.

¿Esto es un “problema”?

La visión de la sociedad sobre la eyaculación precoz cambia a medida que nuestra cultura cambia. Los darwinianos del siglo XIX, por ejemplo, consideraban que lo que creemos que es la eyaculación precoz es un signo de virilidad, pensando que cuanto más rápido se eyacula, más posibilidades hay de asegurar eficientemente la transmisión de la información genética a la descendencia múltiple. Esto se debe a las anteriores actitudes victorianas sobre el papel de la mujer en el sexo como nada más que receptoras pasivas, cuyo placer era irrelevante. Sin embargo, remontándose más atrás, el Kama Sutra del siglo IV castiga a los hombres que eyaculan demasiado rápido por no satisfacer a su pareja.

Con el desarrollo del psicoanálisis a finales del siglo XIX y principios del XX, las actitudes cambiaron de nuevo. La teoría freudiana culpó a la eyaculación precoz por una "ambivalencia neurótica hacia las mujeres", en el sentido de que los hombres que eyaculan prematuramente lo hacen porque no tienen ningún interés en su pareja heterosexual. Esto cambió una vez más en los años 60 cuando Masters y Johnson lanzaron la terapia sexual contemporánea con el descubrimiento de que la eyaculación precoz podía ser tratada con una serie de simples programas de autoayuda.

Entonces, ¿qué causa la eyaculación precoz?

El dedo de la culpa ahora puede señalar con confianza dos factores: la juventud y el porno. Los sistemas nerviosos insuficientemente desarrollados de los jóvenes pueden ser muy volátiles y excitables. A menudo, los hombres jóvenes ni siquiera necesitan el contacto sexual para eyacular, como lo demuestra la ocurrencia de "sueños húmedos". Además, nuestra cultura generalmente presiona a los hombres para que organicen la actividad sexual, pero los jóvenes heterosexuales realmente saben muy poco sobre las mujeres y el sexo. Esa presión puede provocar una ansiedad significativa en el desarrollo psicosexual del joven, lo que hace que su sistema nervioso sea aún más volátil y, por lo tanto, propenso a la eyaculación precoz. Sin una educación sexual decente, esta ansiedad puede convertirse en las respuestas y reflejos sexuales de los hombres.

Esto sólo se complica por el segundo factor: la pornografía. Vivimos en una sociedad fuertemente pornificada, y la pornografía es sin duda el principal educador sexual para la gran mayoría de los hombres en desarrollo sexual. Mientras que la pornografía tiene su lugar y nosotros en LELO sabemos los beneficios que puede proporcionar, también somos conscientes del daño que puede hacer eventualmente. Es un mal maestro para los hombres adolescentes, enseñándoles que el sexo es completamente genital, y que pueden esperar que las mujeres estén permanentemente disponibles sexualmente. Esto amontona aún más presión cultural en un pene ya ansioso, que reacciona eyaculando rápidamente. De esta manera, la pornografía refuerza la arquitectura psicológica que inicia la eyaculación precoz.

¿Puedo curar mi eyaculación precoz?

Toma meses de compromiso para romper este patrón de comportamiento, dependiendo de cuán profundamente arraigado esté, pero es posible. Hay soluciones rápidas, como el anillo de pene LELO TOR 2, que ayuda a retrasar el orgasmo sin disminuir la sensación. Pero las soluciones a largo plazo implican un enfoque mucho más atento, con respiración profunda y relajación, y permitiendo tiempo en tu intimidad de una manera que no está presente en el porno. La sensualidad lúdica, relajada y basada en el masaje extiende las sensaciones por todo el cuerpo, quitando la presión física y psicológica del pene.

Esta es la verdad que no enseña el porno: las mujeres generalmente prefieren una actividad sexual más cerebral, tranquila y juguetona. Los hombres jóvenes no se acostumbran a aprender esto hasta que ya están en sus vidas sexuales, para entonces el daño se vuelve cada vez más difícil de revertir.

*Fuente: Laumann, E.O. y otros. "Disfunción sexual en los Estados Unidos": Frecuencia y Pronósticos (18-59 años)", Journal of the American Medical Association/Revista de la Asociación Médica Americana  (1999) 281:537.

¿Necesitas inspiración?

Artículo anterior ¿Por qué los hombres deberían probar los juguetes sexuales?
Artículo siguiente ¿Los Amigos con Beneficios Realmente Funcionan?