Ir a contenido
¿Cómo Se Da Un Masaje De Pene?

¿Cómo Se Da Un Masaje De Pene?

Si está buscando una manera de sorprender a su pareja, un masaje de pene (masaje Lingam) puede ser una gran opción. Es una práctica creada pensando en todos los propietarios de penes. Garantiza un buen rato y una manera genial de conectar con su pareja.

Satisfyer

¿Qué es un masaje Lingam?

El masaje Lingam es una de las prácticas sexuales tántricas que se centran en el culto al pene. La adoración se lleva a cabo con un masaje largo y sensual del pene y, a veces, de otras partes como los testículos y la próstata (conocido como el Lugar Sagrado).

Lingam es la palabra sánscrita que se traduce como “señal, símbolo o marca” y habitualmente representa al dios hindú Shiva. La palabra se asoció con el pene y se usa como una traducción de los genitales masculinos porque el dios Shiva a menudo toma la forma de un falo y representa el poder generativo de toda creatividad y fertilidad.

Originalmente, el masaje Lingam fue desarrollado en Alemania por Andro Andreas Rothe en los años 70.

¿Por qué dar un masaje Lingam?

Al igual que con el masaje Yoni, el masaje Lingam tiene muchos beneficios para la salud sexual de los dueños de penes:

Crea intimidad

Debido a que suele ser una actividad de dormitorio con su pareja, es una manera perfecta de crear intimidad con ellos. Durante el masaje, se puede tomar su tiempo, conectando realmente con usted mismo y con los demás mientras adora el placer de su pareja y haciéndola sentir perfectamente.

Mejora la resistencia

El masaje Lingam puede ayudar a mejorar la resistencia sexual y, en general, mejorar la satisfacción sexual de los propietarios de penes. Originalmente, el Lingam se creó para ayudar a los dueños de penes a conectar consigo mismos y con su energía sexual, aprendiendo a concentrarse en otras sensaciones en lugar de solo un orgasmo.

Así que, si tiene un problema con la eyaculación precoz y quiere durar más, el masaje Lingam puede ayudarlo con eso.

Ofrézcale orgasmos alucinantes

Los orgasmos múltiples también son posibles para los propietarios de penes. Y el Lingam es la mejor manera de aprender a dárselos a su pareja. Si bien el Lingam no se centra en el final feliz, y ese no debería ser su objetivo principal, es posible que desee ayudar a su pareja a alcanzar un estado orgásmico en el que pueda terminar varias veces durante la sesión.

Es una excelente manera de darle vida a las cosas en el dormitorio y conocer las preferencias de su pareja y lo que le excita. Y es una excelente manera de demostrarle que se preocupa por su placer y que quiere que se sienta bien.

Esta es la manera de darle un masaje Lingam alucinante a su pareja:

Ahora que ya sabe por qué debe darle un masaje Lingam a su pareja, ha llegado el momento de hablar de la técnica:

 Paso 1: Prepare sus herramientas

Cuando se esté preparando para el Lingam, es importante reunir sus herramientas de antemano para que no tenga que perturbar la sesión una vez que se haya instalado. Por supuesto, no necesita ninguna herramienta específica sofisticada para dar un masaje increíble, pero algunas cosas lo hacen más fácil:

Toallas: Tenga algunas preparadas a mano por si ensucia y quiere limpiar rápidamente.

Aceites de masaje: Frotar la piel seca no es muy agradable, por lo que es posible que desee obtener un buen aceite de masaje o simplemente aceite de coco de cocina para ayudar a suavizar las cosas.

Velas: Encender velas preparará ambiente. Además, si tiene una vela de aceite para masajes, puede usarla sobre el cuerpo de su pareja durante el masaje.

Juguetes: Si su pareja se siente cómoda, quizás quiera incorporar algún masaje prostático durante el Lingam. Entonces, piense en usar los juguetes para la próstata para ayudarlo a hacer las cosas más divertidas.

Tener todo a mano hará que toda la sesión de masaje sea más relajante para ambos, así que prepárelo por adelantado.

Paso 2: Establezca el estado de ánimo

Reserve suficiente tiempo en su horario para la actividad. Asegúrese de que nadie vaya a irrumpir e interrumpirle. Incluso puede sugerirle a su pareja un baño compartido con algunas sales para ayudarlos a relajarse y prepararse.

Una vez que ambos estén listos, lleve a su pareja a la cama y deje que se acomode. Es posible que desee agregar algunas almohadas debajo de la cabeza o las caderas, lo que sea que lo ayude a relajarse. Estarán acostados boca arriba durante mucho tiempo, por lo que debe ser cómodo.

Su pareja debe abrir bien las piernas y doblarlas un poco por la rodilla mientras usted se acomoda entre sus piernas. Esta posición le permitirá acceder mejor a sus genitales, pero si no es su favorita, puede acomodarse en cualquier otra posición que le guste más.

Incluso podría valer la pena poner algo de música de fondo, nada que los distraiga a ambos, pero algo para llenar el espacio. Así que encienda las velas, atenúe la luz y estará listo para comenzar.

Paso 3: Empiece lentamente

Si bien el masaje Lingam tiene que ver con el pene, deseará comenzar el masaje tranquilamente comenzando primero con un masaje de cuerpo completo. Use su aceite de coco generosamente por todas partes y masajee lentamente el cuerpo de su pareja, omitiendo el pene por ahora.

El masaje de cuerpo completo durante los juegos preliminares ayuda a los hombres con eyaculación precoz y ayudará a que su pareja se relaje. Dígale que respire lenta y profundamente, y para una mejor conexión, sincronice sus respiraciones mientras continúa masajeando su cuerpo.

El masaje con las manos es extremadamente placentero y relajante, así que tómese su tiempo con todas las partes del cuerpo de su pareja y muéstrele cuánto aprecia cada parte. Esto lo hará sentir amado y hará que toda la experiencia del Lingam sea inolvidable.

Lentamente, querrá acercarse más a su pene, masajeando su abdomen, luego la parte interna de los muslos y, finalmente, el área alrededor de su pene.

Paso 4: Encuentre la técnica y el ritmo perfectos

Cuando vea a su pareja relajada y sintiéndose bien, habrá llegado la hora de la mejor parte – el masaje del pene. Es posible que su pareja ya esté dura o puede que todavía no. De cualquier manera, no se preocupe por el estado del pene, ya que en ambos sentidos se sentirá genial.

Hay diferentes técnicas que puede probar para encontrar las que funcionen mejor para su pareja:

Sostenga el pene con los dedos índice y pulgar. Comience en la parte inferior y suba por el pene mientras presiona los puntos con los dedos.

Agarre el pene con ambas manos. Luego, gire las manos en diferentes direcciones y cambie entre un agarre más fuerte y más ligero mientras lo masajea.

Con una mano, agarre la parte inferior del pene. Con el pulgar de la otra mano, masajee el lugar por debajo de la cabeza con movimientos circulares.

Masajee suavemente sus testículos con una mano mientras mueve la otra mano hacia arriba y hacia abajo por su pene. Alterne la fuerza de su agarre de ligero a fuerte y también la velocidad.

Envuelva su índice y pulgar justo por debajo de su cabeza y gire su mano, alternando entre diferentes fuerzas de agarre. Use su otra mano para masajear el tronco o los testículos.

Paso 5: Escuche a su pareja

La comunicación es clave. Mientras masajea a su pareja, asegúrese siempre de hablar con él y pregúntele si lo que está haciendo le gusta o si quiere que haga algo más por él.

Conocen mejor su cuerpo y apreciarán que se preocupe por su placer y se asegure de que tengan la mejor experiencia. Entonces, no se olvide de la comunicación. Va a marcar la diferencia, y también les permitirá a ambos conectar más.

Paso 6: No se olvide de la próstata

La próstata es una parte importante del placer de todo propietario de un pene, así que pregúntele a su pareja si se siente cómodo incorporando un poco de estimulación prostática en su masaje Lingam. Si es tímido, puede sugerirle comenzar con un poco de estimulación externa antes de sumergirse en la estimulación interna de inmediato.

Puede estimular su próstata externamente de forma muy simple. Con su dedo índice, encuentre el punto del tamaño de una nuez justo entre sus testículos y el ano. Aquí es donde querrá jugar y ver qué es lo que más le gusta a su pareja. Presione suavemente el lugar hacia adentro mientras continúa trabajando en su pene al mismo tiempo.

Ahora, si su pareja está preparada para un poco de estimulación interna de la próstata, puede comenzar primero con los dedos. Asegúrese de aplicar suficiente aceite en sus manos y su ano y luego introduzca un dedo. Encuentre el punto del tamaño de una nuez en la pared interior y experimente con diferentes presiones y técnicas de masaje para encontrar la que mejor se adapte a su pareja.

Una vez que este cómodo con sus dedos, puede que quiera pensar en sacar a relucir los juguetes para la próstata…

Paso 7: Controle sus orgasmos

Superar o controlar el orgasmo es una gran parte del masaje Lingam y puede ayudar a su pareja a experimentar orgasmos intensos y durar más. Mientras masajea su pene, vigile su respiración y su lenguaje corporal. Una vez que sienta que respira de manera desigual y superficial, o cuando comience a empujar sus caderas contra su mano, disminuya la velocidad o pase a masajear otras áreas de su cuerpo.

Recuérdele que respire profundamente y despacio de nuevo, déjelo enfriarse durante un momento antes de volver a la estimulación del pene. Haga esto una y otra vez. Cuando finalmente tenga un orgasmo, será más intenso.

Artículo anterior ¿Qué es un Masturbador a Manos Libres para Hombre?
Artículo siguiente ¿Qué Es El Castigo Con Vibrador?

10% De Descuento En Tu Primer Pedido

¡Suscríbase a nuestro boletín semanal y reciba un código de descuento exclusivo!

¡Sí! ¡Quiero descuento!

Besoin d'inspiration ?