Saltar al contenido
¿Los robots sexuales están en nuestro futuro

¿Los robots sexuales están en nuestro futuro?

El futuro está aquí – y aparentemente, los robots sexuales son parte de él. Como con la mayoría de la tecnología, los robots sexuales tienen sus ventajas y desventajas. Así que, es hora de empezar por el punto de partida y tener una idea de lo que realmente deberíamos esperar.

¿Qué son los robots sexuales?

No estamos hablando sobre ciencia ficción o un truco kitschy que encontrarías en una convención. Este es el mercado emergente en pleno derecho, robots de placer antropomórficos. Han estado en el trabajo durante años y se están volviendo más refinados de lo que algunos pueden darse cuenta. Sin embargo, con tecnología como la de Roombas, Siri y Alexa integradas en nuestra vida diaria, es justo imaginarse lo que los robots sexuales pueden significar en nuestra futura intimidad.

En la esquina de la intimidad y a tecnología que apoya a los robots sexuales. Son unos de las últimas formas de tecnología sensual que se ha estado desarrollando alrededor del mundo por más de una década. Usan una combinación de reconocimiento de voz y facial, capacidad de sensor de movimiento y ingeniería anima trónica. Estos robots de placer son casi todo lo que te imaginas que son. O al menos, están en el proceso de serlo.

Mientras que las muñecas sexuales han estado presentes por años, los robots sexuales son distintivamente diferentes. Tienen incorporada una tecnología artificial para poder interactuar y responder a las emociones humanas. El objetivo es hacer que los robots sexuales actúen y luzcan los más realista posible. Son totalmente personalizables en cada aspecto. Desde el sexo y el estilo del cabello hasta el tipo de cuerpo e incluso la personalidad.

Las ventajas de los robots sexuales

Por supuesto, los beneficios pervertidos son lo primero que viene a la mente. Sin embargo, definitivamente se hacen argumentos para el potencial del robot sexual que se extiende mucho más allá de eso solo.

Algunos ven las funciones sexuales como algo muy pequeño y superficial comparado con la gran capacidad tecnológica de proporcionar soporte. Muchos de estos robots son capaces de hablar, sonreír y recordar cosas que tu les dices. Es por esto, que los robots sexuales se proponen como herramientas de compañía. Los robots sexuales pueden ser muy útiles para esas personas que están solas, discapacitadas y/o son mayores. De igual manera para las personas que buscan practicar sus habilidades sexuales y sociales.

El dinero no para ahí. Los robots sexuales han sido promocionados como un medio para las parejas en relaciones a distancia para mantener viva la llama con la capacidad de tener sexo virtual a través de ellos. También se están considerando como una posible herramienta para ciertas facetas de la terapia sexual. Intrigante

Así que, ¿cuáles son las desventajas?

Los robots secuales son otro desarrollo en la industria de la tecnología sexual de $30 mil millones. Pero no son perfectos. Hay varios inconvenientes que a menudo se citan en términos de las implicaciones sociales que podrían causar.

Una de las primeras cosas que causó ruido fueron los efectos negativos podrían tener los robots sexuales en la calidad de las relaciones íntimas en general. A pesar de todas las cosas que estas máquinas están programadas para hacer, en última instancia es una conexión unidireccional. Aunque pueda decir lo contrario, un robot que da placer no puede amarte. Pero para algunos ahí fuera, eso podría ser suficiente. Lo que hace que los opositores de los robots sexuales cuestionen si hicieran a las personas menos motivadas para esforzarse en las relaciones regulares. Si hay una solución sin necesidad que es “igual de satisfactoria”, ¿Por qué molestarse?

También nos hace abrir los ojos en cuanto a cómo nuestra sociedad ve a las mujeres. Con una gran cantidad de estos robots diseñados y dirigidos hacia los hombres, tienden a presumir los estándares estereotipados de la cintura pequeña/enorme pecho de la belleza. No es solo eso, los robots sexuales suelen estar programados para decir siempre que sí a tener relaciones sexuales. Eso no es el ejemplo más saludable para el consentimiento.

Desde el temor de que la gente los maltrate, para usarlos como salida para proclividades retorcidas, hay un gran debate sobre otros temas morales y éticos que rodean a los robots de placer. Aunque no sería el 2019 sin preocupaciones de privacidad también. Estos tipos de robots (y las aplicaciones en las que se ejecutan) podrían producir algunos datos bastante interesantes. Es comprensible preguntarse si alguien estaría inclinado a empezar a recogerlo en algún momento, también.

Independientemente de dónde estés, mucha gente cree que estas son las conversaciones que deberíamos tener sobre el futuro de la robótica sexual. En lugar de despertar un día a una pesadilla de ciencia ficción, podemos sopesar antes de tiempo las ventajas, trampas y problemas aún por resolver que vienen con el territorio de los robots de placer.

¡Aparentemente, estos son los droides que algunos han estado buscando! Está claro que ofrecen potencial positivo y riesgos, pero ese es el mundo de la tecnología.

¿Necesitas inspiración?

Artículo anterior ¿Cómo impresionar a tu pareja en la cama?
Artículo siguiente Qué tan bueno eres en la cama, según tu signo zodiacal